Málaga capital experimenta un 15% de aumento del turismo ruso en lo que va de año

MÁLAGA, 25 Mar. (EUROPA PRESS) –

El turismo ruso en Málaga sigue creciendo a pesar de la caída que está experimentando en otros destinos por el conflicto iniciado en Ucrania y la devaluación del rublo. Así, en la capital de la Costa del Sol la tendencia es contraria y el número de viajeros procedentes de este mercado se ha incrementado un 15 por ciento en lo que va de año.

Pese a ser un mercado aún minoritario, entre enero y febrero se han alojado en los hoteles de la capital un total de 1.105 turistas rusos, que han generado 2.715 pernoctaciones. La estancia media se sitúa ya en 2,75 días, muy por encima de la registrada por el resto de los viajeros en la ciudad.

Estas cifras, según han indicado desde el Ayuntamiento en un comunicado, confirman la tendencia del pasado ejercicio, cuando se alojaron en los establecimientos malagueños un total de 8.491 turistas rusos, que registraron 23.331 estancias hoteleras (+9,91 por ciento).

El Plan Director del Área de Turismo da gran importancia al mercado ruso y, de hecho, se ha reforzado la promoción en este emisor coincidiendo con la apertura del Centro Colecciones del Museo Estatal de Arte Ruso de San Petersburgo.

En este sentido, este 2015 se pondrán en marcha una veintena de acciones promocionales, entre las que se incluyen varios viajes de familiarización, asistencia a ferias profesionales y jornadas de comercialización.

El concejal de Turismo, Julio Andrade, ha recordado que Málaga mantiene un acuerdo de colaboración con el Gobierno de San Petersburgo para la puesta en marcha de acciones de promoción y el intercambio de experiencias en los ámbitos turístico y cultural. La idea es que los profesionales conozcan de primera mano la oferta de la capital y de esta forma Málaga sea punto de entrada y salida con pernoctaciones y visitas dentro de los canales comerciales y circuitos que el turismo de larga distancia realiza por España.

Los planes de acción de los últimos años siempre han incluido acciones en el mercado ruso, teniendo en cuenta la potencialidad del mercado, incluso en los momentos en los que el turismo ruso tenía una marcada estacionalidad y se centraba mucho en el aspecto vacacional y donde Málaga ciudad era más bien conocida como destino para el segmento idiomático, además de su aeropuerto internacional.

En todas las acciones de promoción, el Área de Turismo del Ayuntamiento de Málaga ha contado siempre con la colaboración de Turespaña, a través de la Oficina Española de Turismo (OET) de Moscú, han recalcado.

NUEVA CONEXIÓN AÉREA

Otro punto más de conexión directa con Rusa será la nueva ruta que operará Vueling a partir del 2 de mayo entre Málaga y San Petersburgo, operada con un avión Airbus A320 con capacidad para 180 pasajeros y que contará con hasta dos frecuencias semanales entre los meses de mayo y septiembre.

Con este motivo, la capital pondrá en marcha una campaña de promoción en ‘mupis’, farolas y marquesinas de la ciudad rusa, han recordado desde el Consistorio. Así, han indicado que ésta será la segunda conexión que opera Vueling entre el aeropuerto de Málaga-Costa del Sol y Rusia, después de la de Moscú, como consecuencia de la creciente demanda por parte de los turistas rusos en busca de destinos de sol en la costa mediterránea.

Málaga suma ya 26 destinos directos operados por Vueling de cara a la próxima temporada estival gracias a las cinco nuevas conexiones presentadas este invierno, dos internacionales a Zúrich y Burdeos, y las islas de Menorca y Fuerteventura dentro del mercado doméstico.

El sector turístico de la capital llevaba mucho tiempo demandando esta nueva ruta debido a la importancia creciente del mercado ruso, lo que se ha conseguido gracias a las negociaciones que ha mantenido el Área de Turismo con compañías aéreas y aeropuertos. En cualquier caso, Andrade ha incidido en la necesidad de seguir trabajando para romper la desventaja que Andalucía tiene respecto a otras zonas turísticas españolas que llevan años trabajando este mercado ruso.

CLASE ALTA Y FAMILIAR

El perfil del viajero ruso se divide en dos grupos muy consolidados: el turista de clase alta y el familiar. Los dos coinciden en tener entre sus actividades de ocio el turismo cultural, el de salud, sol y playa y las compras, según los informes de Turespaña.

Actualmente, Rusia es uno de los países emisores con mayor gasto en el extranjero y su estancia media en el destino es de las más altas. El que viaja a España tiene entre 25 y 45 años, una capacidad económica alta y procede de grandes ciudades, fundamentalmente de Moscú y San Petersburgo.

Sus vacaciones son gestionadas en la mayoría de los casos por agencias de viajes en las que adquieren un paquete turístico y el visado correspondiente. Frente a la idea tradicional de que es turista sólo de sol y playa, el turismo cultural se ha consolidado y, de hecho, las visitas a monumentos y museos y su pasión por la gastronomía son la tercera actividad más apreciada por los turistas rusos una vez en el destino.

_