Los usuarios de avión aumentan un 5,2% mientras que los de AVE crecen un 4,2% en abril

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) –

El número de viajeros que optaron por el avión para sus desplazamientos por el interior del país aumentó un 5,2% en abril respecto al mismo mes del año anterior, mientras que los que optaron por viajar en AVE repuntaron un 4,2%, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En concreto, casi 2,6 millones de usuarios usaron el transporte aéreo en este mes (+5,2%), mientras que algo más de 2,6 millones (+4,2%) escogieron el tren de Larga Distancia (incluye el AVE) para sus desplazamientos.

Los pasajeros que utilizaron el ferrocarril decrecieron un 4% en tasa interanual, superando los 48 millones de pasajeros, debido al descenso de viajeros en Cercanías (-4,7%) y Media Distancia (-0,6%).

Por su parte, el transporte por autobús aumentó un 0,9% en abril en tasa interanual y el marítimo repuntó un 2,2%, hasta 720.000 viajeros transportados.

EL AUTOBÚS CRECE EN TODAS LAS CIUDADES

El transporte urbano aumentó un 3,1% en abril en comparación con el mismo mes del año pasado, mientras que el interurbano decreció un 1,3%. Dentro del urbano, el metropolitano aumentó un 4,1% y el transporte por autobús creció un 2,4%.

En concreto, el uso del autobús aumenta en todas las ciudades en el mes de abril, sobre todo en Sevilla (+5%) y Bilbao (+4,8%), mientras que el metropolitano aumenta en mayor medida en Sevilla (+18,7%).

Asimismo, el transporte especial y discrecional ganó un 0,8% de pasajeros en abril, con más de 43,3 millones de pasajeros. El transporte especial descendió un 0,6%.

Dentro de esta categoría se incluye el transporte escolar (+1%), con un total de 21,3 millones de pasajeros, mientras que el discrecional aumentó un 3,6%.

En total, el número de viajeros que utilizaron el transporte público superó los 384 millones en el cuarto mes del año, lo que supuso un 1,6% más que en abril de 2014.

UN 8,5% MÁS DE AVE Y UN 5,2% MÁS DE AVIÓN

Durante los cuatro primeros meses del año, los usuarios de AVE y larga distancia aumentó un 8,5%, mientras que los de avión crecieron un 5,2%.

En el caso del transporte ferroviario a nivel global –tanto cercanías, media distancia y larga distancia–, cayó en conjunto un 1,5%, un descenso que se debe sobre todo a un 2,1% menos de transporte de pasajeros en cercanías y al leve aumento en los trenes de media distancia (+0,3%).

En cuanto al transporte marítico, aumentó un 1,3% hasta abril mientras que el autobús repuntó un 0,9%, con cifras negativas en cercanías (-1,2%) y media distnacia (-0,5%) frente al dato positivo en los de larga distancia (+1,1%).