España, entre los países más optimistas de Europa con respecto a su economía

MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) –

España se sitúa entre los países más optimistas de Europa con respecto a su economía, según el estudio ‘Clima de Consumo para Europa’, realizado por la consultora GfK, para el cuarto trimestre de 2014 en España y otros 12 países europeos.

La principal conclusión del estudio es que los ánimos de los consumidores europeos volvieron a mejorar en el último trimestre del año pasado, tras la caída registrada en otoño, aunque de forma dispar según los países.

Los mayores repuntes durante 2014 se produjeron en Rumanía y República Checa, con un aumento de 32 puntos, seguidos de Portugal (24) y España, con 18 puntos. Así, España se sitúa entre las cuatro economías europeas con mejores previsiones por parte de sus consumidores.

En concreto, en diciembre de 2014, República Checa (+41 puntos), Eslovaquia (+30), España (+25) y Reino Unido (+23) fueron los cuatro países más optimistas de la región en cuanto a sus expectativas económicas para los próximos meses. Además, España ha sido el país que más ha crecido en el último año y muestra previsiones al alza para 2015.

Francia, en cambio, se encuentra aún en cifras negativas (-16) y Alemania (+15) no ha conseguido remontar los niveles de mediados de año, cuando llegó a alcanzar +46 puntos en junio de 2014.

Al mayor optimismo en las previsiones, se une la mejora de las expectativas sobre el desempleo. Así, España ha conseguido cerrar el año con una mejora de 20 puntos en este indicador. Además, a pesar de que la mitad del colectivo desempleado (54%) finalizó 2014 sin la esperanza de encontrar un trabajo, la cifra supone 14 puntos porcentuales menos que a principios del pasado año.

Según GfK, este « pequeño aliento » en las previsiones de empleo tiene como consecuencia una mejora de las expectativas de ingresos, que subieron durante 2014 en 18 puntos. Una tendencia generalizada en el resto de Europa, cuyos habitantes empiezan a recuperar la esperanza de mejorar su renta.

Sin embargo, aún existe una actitud muy precavida ante las expectativas de gasto. En concreto España, mejora sólo 4 puntos durante 2014 y se mantiene en valores negativos (-10), lo que indica que los cambios se producirán muy lentamente.

Para el resto de países analizados, aunque mayoritariamente en números negativos, se espera también una reactivación del consumo dado que las expectativas de gasto han subido en todos ellos a lo largo del año pasado, con la única excepción de Grecia, que se ha mantenido en -31 puntos.

_