En la capital de España todos los pisos están sobre valorados

Madrid no es para nada París o Nueva York. El barrio más chic del centro de la ciudad está situado en un espacio muy, muy pequeño, dentro de un barrio bien que se llama Barrio de Salamanca. Los  altos directivos, sin hijos en el Liceo Francés, y que conocen bien Madrid, quieren vivir en este barrio. El problema es que los propietarios de los pisos viven dentro de una burbuja y no son conscientes de que sus propiedades ya no valen gran cosa. Los propietarios del barrio de Salamanca piensan que los expatriados son unos incautos.

La « milla de oro »  la llaman los profesionales de la venta al por menor.  Es el barrio en el que cualquier marca de lujo que se respete quiere estar presente, marcas como YSL, Brioni, John Lob que, a veces, han tenido que esperar meses antes de encontrar su sitio. Este espacio tan chic se encuentra situado entre la calle Serrano y la calle Velázquez, y  va de la Puerta de Alcalá a la calle Ortega y Gasset. Es el Rectángulo de oro. Allí están ubicadas las boutiques más bonitas y, con su ambiente tan chic,  es el lugar preferido de los  jóvenes, los fines de semana. De hecho, el fuerte aumento de los atracos en el distrito durante los años  2010 y 2011, ha supuesto que los coches de las empresas de seguridad privada circulen por sus calles las 24 horas del día.  Podemos verlos estacionados por la noche delante de Prada o de Loewe.  El ambiente cambia rápidamente, nada más salir de este rectángulo, dónde volvemos a encontrar las viejas tiendas de los años 70. En estos últimos 3 años los alquileres han bajado un 30% en el Barrio de Salamanca. A pesar de lo cual, la persona que esté buscando un duplex moderno con terraza… ¡no lo encontrará! Existen algunas agencias « de lujo » que le pueden proponer « áticos «  (pisos situados en la última planta), por los que piden 7500 €uros de alquiler por 200 m2, una tomadura de pelo. Los propietarios en este barrio mantienen la misma actitud que antes de la crisis y viven en una auténtica burbuja. Hubo un tiempo en el cual todos los expatriados, diplomáticos y Country Manager querían venirse a trabajar a España. Como cada uno de ellos disponía de un presupuesto sin límites, los alquileres ardían. En un país con fuerte crecimiento, ¡no podía ser de otra manera! Pero esta época pasó definitivamente. Las  filiales de las multinacionales y las embajadas ya no ofrecen tantos beneficios a sus directivos. Los propietarios de pisos en el barrio de Salamanca se vieron favorecidos por la concentración de productos exclusivos y por la fuerte demanda extranjera. Hoy en día, los alquileres han bajado muy poco y la oferta está aumentando. “¡Los propietarios piensan que el crecimiento económico del país es del 15%!” dice un francés del barrio. “No han comprendido que sus pisos no valen lo mismo que los de París o Nueva York, y que, en adelante, ni siquiera valdrán lo que los de Río o de Kiev, ciudades en las cuales es posible hacerse rico. ¡Lo que no ocurre aquí!” Edificios antiguos e insonorizados Aunque prácticamente todas las fachadas han sido rehabilitadas en estos últimos 10 años, la construcción de los inmuebles siguen estando a la misma altura que las normas de antes de la integración en la CEE. La principal pesadilla de los franceses que viven aquí es la insonorización de los inmuebles y la antigüedad de los portales. “¿Cómo se puede pedir por un piso de 250 metros cuadrados 6000 €uros al mes cuando, desde el salón, se oye tanto a los vecinos como el ruido infernal de la calle?”, comenta un francés que está buscando desesperadamente un piso reformado y silencioso. “Los pisos situados enfrente del Retiro disponen de una preciosa vista al parque pero, en cuanto abres la ventana, la calle de Alcalá y su ruido constante entra en el salón y yo no me he venido a España para estar encerrado”, continúa diciendo. “He visitado algunas casas por la zona de Conde de Aranda, una calle que está muy cerca del parque, pero no solo no  tenía garaje sino que, además, la terraza que vi en internet era realmente triste. Para acceder a esta terraza había que utilizar un montacargas. Daba a un patio interior minúsculo. Además, el estado del portal te incitaba a marcharte.” Los precios seguirán bajando todavía hasta un 40%,  tanto para los alquileres como para las ventas. No es necesario ser un profesional del sector inmobiliario para comprender que los precios que se piden actualmente en este barrio son,  simplemente,  surrealistas. ¿Cómo puede uno comprar un piso sabiendo que si lo alquila, y quiere autofinanciarlo, necesitará más de 40 años para pagarlo? Es surrealista ya que, a pocas horas de avión, en los países del Este, un piso se autofinancia en menos de 8 años. “Polonia está a solo tres horas de avión, puestos a invertir en un piso, lo haré en un país con un fuerte crecimiento económico y  en el cual éste se autofinancie en menos de 10 años“, comenta un joven emprendedor francés de la IT que viven entre Moscú, Varsovia y Madrid. Desde el comienzo de la crisis, los barrios ricos se han ido librando. Los pisos del extrarradio cayeron en más del 50%, cuando los del centro de la ciudad apenas han bajado un 20%. Pero a los pisos del centro pronto se les va a acabar el pastel. Las empresas ya no están dispuestas a pagar a sus directivos cualquier cosa.  Puesto que estos precios seguirán cayendo en los próximos 5 años, al día de hoy no es rentable comprar en el centro de la Madrid o de Barcelona y todavía lo es menos si se tardan 30 años en pagar un bien que, con seguridad, acabará costando mucho menos. Por lo tanto, el valor actual de las propiedades ya no está justificado. 2012 será el comienzo de una auténtica caída de los precios en los barrios exclusivos, en los cuales las propiedades están claramente sobrevaloradas en, al menos, un 40%. En cuanto a los demás barrios de la capital, se prevé que los precios bajarán al menos un 30% más. PC