Emprendedores nómadas: un mercado todavía sin identificar pero muy real

¿Quiénes son hoy en día los emprendedores nómadas y cómo se las arreglan para salir adelante?   Como se pueden imaginar, estamos hablando de aquellos emprendedores que trabajan desde sus casas, desde las oficinas de sus clientes o desde los halls de los hoteles. Se trata, en general, de antiguos empleados que se instalan por su cuenta, de webmaster, community manager, periodistas y también de jóvenes consultores profesionales del mundo de las finanzas, los M&A o el inmobiliario. Incluso los Country Manager se hacen nómadas ya que es bueno, en los tiempos que corren, no tener demasiados gastos fijos. No tienen ninguna necesidad de tener una oficina representativa ya que no reciben, van a todas partes con sus macbook o sus ipad y llevan encima su base de datos completa y sus activos intangibles ya que, desde hace dos años, todo está en “cloud”. Viajan en lowcost y no pueden ni imaginar no estar conectados en sus desplazamientos. Estos emprendedores nómadas son cada vez más numerosos. Gracias a las nuevas tecnologías, pueden estar, a la vez, en todas y en ninguna parte. Incluso en el autobús son capaces de organizar una call conference con sus clientes y subcontratados a través de FaceTime. No tienen horarios, no tienen lugar de trabajo, ni jefe, ni salario, pero sí tienen ideas fantásticas, talento y ambición. Viven para su proyecto y su obsesión les aísla todavía más. Rebosan ambición ya que saben que el retraso que España acumula en lo referente a las nuevas tecnologías les abre las puertas a fantásticas oportunidades. Las hay en España. Saben que internet es el único sector en España que hace jóvenes millonarios. Pero, al mismo tiempo que esperan que la logística para “nómadas” se adapte, estos nómadas deben también adaptarse, como, de hecho, lo tendrían que hacer también en Francia o en Bélgica, aunque, quizás, un poco más en España o en Italia: no tienen ninguna posibilidad de encontrar un punto de conexión en el centro de la cuidad. Son transparentes y todavía no se les considera un verdadero mercado como puede serlo el globe trotter en el turismo o el soltero en el Dating. Los hosteleros y restauradores españoles son reticentes al wifi. De 20 restaurantes, solo uno ofrece wifi gratuito. Y, cualquier nómada que se respete debe poder conectarse permanentemente a través de su teléfono móvil. Si no es para enviar su newsletter via Saleforce, será para hacer una llamada internacional en modo lowcost utilizando Skype o LowCaller, y ésto es algo que a una conexión 3g le cuesta hacer. Un nómada siempre es lowcost, pero exigente. Todo puede hacerse via ipad: las transferencias bancarias, las reservas de hotel, el dating personal, las inscripciones a los afterwork… Los listillos siempre encontraran el hall de un hotel de 4 o 5 estrellas para recibir, pero también aquí, hay que pagar por el código wifi. Y cuando conoces la tarifa 24 horas de la conexión wifi de algunos hoteles, tienes la sensación de viajar en el tiempo. Algunos hoteles como el Pullman de Barcelona están a la vanguardia ya que ofrecen a sus clientes wifi gratuito y todas partes. En cuanto a los restauradores, han tomado otro camino: nada de wifi para sus clientes. Dese una vuelta por los barrios de negocios o burgueses, encontrar puntos wifi gratuitos resulta toda una aventura. El starbuck Cafe, Pain Quotidien o las cafeterías de El Corte Inglés y de los VIPS tienen wifi gratuito. Son prácticamente los únicos. ¡Pero ninguno de ellos abre por las noches! Por la noche, en la capital de España, solo funcionan las discotecas, ¡claro que si tuvieran wifi…! El lobby « e-commerce » local es muy discreto Como cualquier país, España posee sus redes de emprendedores o salones de e-commerce. En el mes de octubre hemos visto nacer la « semana del e.commerce », ecommerce-week, por ejemplo, de hecho se trata de dos horas de reuniones al día entre amigos emprendedores. El país tiene incluso algunas joyitas que se han hecho internacionales como buyvip, que compró hace poco Amazon, y también privalia o twenti, Pero he aquí que existe una gran preocupación , los organizadores o jóvenes start-uppers con éxito no son un lobby del e.commerce en España. No encuentran su sitio en los ministerios, al contrario de lo que ocurre en Francia dónde hay jóvenes millonarios del e-business que asesoran a los ministros. En realidad, los emprendedores del e-business en España no tienen quien les represente ante las autoridades locales. Los actores actuales vuelven a empezar como hace 10 años con reuniones que no consiguen demasiado negocio. Ninguno de ellos se ha indignado oficialmente, por ejemplo, por el boicot que mantienen los aeropuertos contra el wifi, por el que hay que pagar en todas partes. Es un tema tabú. Y, sin embargo, España es el segundo destino turístico mundial, después de Francia. Este año, el turismo de negocios, en España, está en lo más alto y el país, a consecuencia de la crisis, necesita renovar su riqueza. Si esto es así, ¿por qué las autoridades españolas se empecinan en querer ganar unos euros obligando a pagar el wifi en los aeropuertos, lugares públicos y, por definición, de interés general? Y, sin embargo, millones de directivos extranjeros circulan con su iphone y su ipad con la necesidad de hacer negocio en España. Nos hemos puesto en contacto con el departamento de comunicación de la sociedad que gestiona los aeropuertos en España, AENA, y le hemos hecho tres preguntas: ¿Por qué hay que pagar por el wifi cuando podría ser gratuito? ¿Cuánto ganan ustedes con el servicio wifi de pago? ¿Por qué prohíben a los restaurantes del aeropuerto ofrecer wifi gratuito a sus clientes? Se han negado a responder a la segunda pregunta. Ésta es su respuesta para el resto: “la red wifi tiene un coste que se puede recuperar utilizando diferentes fórmulas”. AENA Aeropuertos ha elegido seleccionar un operador que opere directamente a los usuarios manteniendo la calidad del servicio que, de esta manera, no se verá afectada por una posible publicidad, ya que si la comercialización se escogiera de antemano, ralentizaría la conexión y ésta sería de mala calidad. Para Aena, la rentabilidad de este servicio es baja, se trata más de un servicio al pasajero que de un negocio principal. Aena no prohíbe a sus restaurantes que ofrezcan wifi. « Solo tienen que hacerlo a través de nuestro propio servicio en el aeropuerto ». Los Centros de Coworking podrían reemplazar a los centros de negocios gracias a las conexiones de redes El coworking empieza a despuntar en España. Algunos nómadas ya pueden encontrar otro tipo de centro de negocios. En Madrid uno de los pioneros es http://www.coworkingmadridsur.es. Este centro ofrece puestos conectados modulables a partir de 50 euros al mes que se pueden distribuir en 24h escalonadas. Lo que está muy por debajo de los 15 o 18 euros por hora que factura el conjunto de los centros de negocios por lúgubres salas de reunión cuyo acceso wifi, en la mayoría de los casos, deja mucho que desear. Todos trabajan en espacios abiertos, en su puesto, respetando el silencio al máximo. La ventaja del coworking radica en que sus promotores ponen a las personas en relación unas con otras, lo que les da la posibilidad de encontrar sinergias entre ellas; éste no es, en absoluto, el caso de los centros de negocios, salvo los de las cámaras de comercio. Es probable que con la caída de los precios del inmobiliario, los centros lowcost de coworking se incrementen en el centro de la ciudad, ya que el centro que hemos citado, está lejos. Poco a poco irán reemplazando a los clásicos centros de negocios. Y simplemente porque la necesidad de networker en el día a día, resulta más importante que la de disponer de una pequeña oficina. En una palabra, aquél que aporte el networking de personas a su infraestructura será claramente más competitivo. El desarrollo de estos centros en España está solo en sus comienzos. Uno de los actores que acaba de cumplir su primer año, coworkingspain.com, propone centros en Madrid, pero la necesidad de no trabajar el fin de semana resurge. ¡Sus centros cierran los viernes a las 15h! ¿Cómo es posible dejar de trabajar del viernes a las 15h hasta el lunes a las 9h en un mundo virtual dónde todo tiene que ser inmediato y sin interrupción? De hecho, para nuestro gusto, este centro es ¡demasiado “codormant » para que sus « workers » (clientes) resulten competitivos a nivel internacional! Infraestructuras de oficinas no siempre adaptadas a las start-ups Frédéric, que acaba de llegar a España para trabajar como Country Manager para una start-up belga, ha decidido que no se va a instalar inmediatamente en unas oficinas caras. « Todavía demasiado caras », se lamenta. De hecho, él es el único empleado de la empresa en España, es socio, no se paga ningún salario, y se niega a pagar más por una oficina que por su propio piso de 70 m2, por el que paga 1200 euros. Este joven “CEO”, como se llaman a sí mismos estos jóvenes nómadas, no acaba dar crédito al precio del m2. Sobre todo, teniendo en cuenta pasa el 80% de su tiempo viajando o visitando clientes. La mayoría de sus clientes potenciales están en el centro de Madrid, próximos a la Castellana, o a la Diagonal, en Barcelona. No le queda más remedio que trabajar en estos barrios si quiere estar disponible y ser reactivo. Sobre todo porque no tiene coche y se desplaza en taxi o en autobús. Hay que tener en cuenta que, en España, hay muchos taxis y a unos precios asequibles. No es como en Francia o en Bélgica, donde su arrogancia, reducido número y tarifas desorbitantes desaniman a cualquier visitante extranjero. Pero, lo cierto es que las oficinas en alquiler en las webs de las agencias inmobiliarias están todas ubicadas en viejos inmuebles ruidosos, sin ningún tipo de insonorización. No se puede recibir clientes en este tipo de estructuras ya que no cuentan con alta tecnología. Solo encontró algo interesante en un edificio nuevo, una oficina de 55 metros cuadrados, ¡por 1500 euros! Debía, además, firmar por un mínimo de 12 meses, y, como en los tiempos que corren es prácticamente imposible saber cómo va a ir un negocio a medio plazo, se niega a bloquear 6 meses de tesorería por un aval bancario. Por lo tanto, nuestro CEO decidió buscar oficinas “temporales”. Los centros de negocios, una opción para consumir con mucha moderación Frederic ha decidido optar por los famosos centros de negocios. Estos centros son una especie de lowcost para oficinas, pero pueden doblar el importe del alquiler si no se tiene cuidado con los servicios. En España, están agrupados en una asociación (Acnspain) que fija las tarifas y los servicios. Y hay que pagar por todos los servicios, desde el teléfono, carísimo, a las salas de reunión, pasando por el minibar o las fotocopias. Algunos centros de negocios actúan como si fueran operadores telefónicos y revenden las líneas. En Madrid, al igual que en Barcelona, la mayoría de los centros de negocios elaboraron ellos mismos sus propios modelos de negocio cuando el inmobiliario alcanzaba su nivel más alto, entre 2004 y 2008. Es decir, que necesitan una facturación mínima para subsistir. Por lo tanto, conviene visitar cinco o seis antes de tomar una decisión. Pero la mayoría de ellos se han distanciado de las nuevas tendencias de coworking, tanto en relación a sus tarifas como a las nuevas tecnologías. En algunos centros, conocidos e internacionales, hay incluso que pagar el acceso wifi aparte. Para no dar crédito. La mayoría de ellos le harán un 40% de descuento si alquila antes de las vacaciones. Nuestro emprendedor belga ha visitado también un centro de negocios ubicado en la Torre Madrid, una de las cuatro Torres que están en el norte. De la salida del metro a la oficina se tarda 30 minutos. Le han propuesto un despacho ruidoso de 18 m2 por 1800 euros, no negociables. Vacío desde hace 6 meses. Frédéric sabe muy bien que el inmobiliario todavía tiene que bajar entre un 20 y un 30% y prefiere esperar. En Madrid, La Chambre, cámara de comercio franco-española, ofrece servicios de centro de negocios, pero ellos, al menos, te permiten beneficiarte de los servicios de la red que representan y sus tarifas están justificadas. Lo mismo en el caso del Cocef en París, la cámara de comercio Española en Francia. Philippe Chevassus www.womms.com