El negocio de los apartamentos-hotel; las oportunidades en España.

Los apartamento-hotel, ofrecen una alternativa rentable al hotel y corresponden a un concepto bien implantado en Francia, donde podemos identificar claramente a las sociedades líder. En España la idea tarda en afianzarse, a pesar de las oportunidades. Más conocido bajo el nombre de apart-hotel, la residencia de turismo o residencia hotelera, propone un apartamento de corta duración (desde una noche a varios meses), amueblada y con los servicios similares a los de un hotel. Esta puede recibir: familias, estudiantes en espera de otro alojamiento, también el concepto es utilizado por las empresas para alojar el personal en misión, lejos de casa, por varios días (estancia de negocios). Este modelo de alojamiento propone el confort de un apartamento (cocina, cuarto de baño, muebles) con los servicios de un hotel (desayuno, aseso diario, recepción…) Interrogado en 2008 por “Ouest-France”, el director general adjunto del grupo Menguy Inversiones (rentando las residencias Appart’City), Stéphane Chaperon, informó; “los locatarios en estancia de negocios representan el 80% de las ganancias. En general, ellos se quedan por más de un mes”.

  Impulsado a la vez por la crisis y por los desplazamientos en alza, el concepto de los apart-hoteles, es un verdadero éxito tanto en Francia como en España. Según el promotor, en efecto: “En Francia la crisis nos ha frenado un poco, pero nos abre perspectivas al extranjero. Por ejemplo, en España, el mercado inmobiliario en Madrid y Barcelona se desmorona y los promotores se encuentran con programas y ofertas nuevas en las manos. Desde hace dos años, los precios disminuyen, lo que representa para nosotros oportunidades inimaginables”. En España; el sitio Muralto dedicado a Madrid y ValenciaFlats sobresale por ser la primer cadena de apartamentos turísticos en la ciudad de Valencia. Igualmente a notar, el líder del mercado parisino, el sitio cityzenbooking propone una larga lista de opciones de residencias hoteleras en la capital, también ofrece una carta muy vasta en Europa, notablemente en España. Las ventajas: ¿a qué necesidades responden los Apart-hotel?

  • Los apart-hotel, a veces clasificados de 1 a 5 estrellas según los criterios de calidad de servicio,  con la condición de tener la capacidad de recibir un mínimo de 1000 personas.
  • Un mercado amplio: esta fórmula permite recibir a alguien en viaje de negocios por varias semanas, con la opción a meses o estancias de una sola noche.
  • El confort “vivir como en su casa, lejos de su casa”: los apart-hotel ofrecen la posibilidad de sentirse como en su propia casa (muebles, cocina equipada, cuarto de baño) , en lugar de encontrarse en una habitación fría e impersonal de un hotel.
  •  Precios: Ciertos lugares rentan los apart-hotel al mismo precio que un hotel.
  • Un concepto que se sitúa en el centro de las ciudades, cerca de los negocios.
  • Intimidad e independencia, pero con los servicios de un hotel: desayuno, aseo diario, caja fuerte, pero sobretodo; una recepción.
  • Un concepto en pleno auge; por lo tanto muchas opciones.

Por otra parte, el apart-hotel asegura un rendimiento alentador en Francia: la compra de una residencia clasificada, permite al promotor una deducción del IVA de 19.5 % sobre el precio de compra (incluir un 25% de reducción complementario si la residencia se encuentra en alguna zona rural en rehabilitación, conforme a la ley Demessine) y una rentabilidad de 4% a 5% al año para las propiedades. Pero a veces, las inversiones en locales en riesgo. A veces, en Francia el mercado de los apart-hotel es fruto de litigios jurídicos. Ha ocurrido que los propietarios llevan a las sociedades explotadoras a los tribunales por retraso en los pagos, rentas no pagadas o ganancias que caen rápidamente. Dos filiales del grupo Lagrange: Résitel y Soderev están en salvaguarda de justicia desde el 2012 por “disminución unilateral de rentas sobre pretextos falsos”. Estos últimos reclaman que efectivamente su renta ha disminuido cerca de un 70% en relación a los ingresos que se les habían garantizado. Otro ejemplo, el asunto Apollonia, 500 centros han adquirido 7 500 alojamientos y han sido víctimas de la estafa inmobiliaria y financiera de Francia, que consistía en la subvaluación de alojamientos de parte de la sociedad Apollonia. Cada centro fue adquirido con un préstamo de entre 2 y 17 millones de euros, el perjuicio total ha estado estimado en un billón de euros.